Peón-Rey: La historia del ajedrez y la Universidad de Chile

Se dice que la historia de vida de un ajedrecist@ se puede contar a través de varias escenas y partidas claves al frente de un tablero. Se puede afirmar también que parte de la historia de la Casa de Bello, se puede contar a través de la historia de vida de destacados ajedrecistas nacionales.

Un ejemplo es la historia de Rodrigo Flores Álvarez (1913-2007), quien fue Ingeniero Civil de la U. de Chile, académico de la FCFM, además de uno de los más destacados ajedrecistas chilenos pues ganó 11 campeonatos nacionales de ajedrez y participó en tres olimpiadas (Buenos Aires 1939, Dubrovnick 1950 y Moscú 1956).

“El ajedrez ha sido durante décadas un deporte muy tradicional en la Universidad de Chile. Nuestra casa de estudios ha sido el alma mater, no solamente de jugadores universitarios, sino también de ajedrecistas y profesionales que han destacado en el ámbito nacional e internacional”, explica Hernán Domínguez, ajedrecista y entrenador de la selección de ajedrez de la U. de Chile desde hace 15 años.

El abogado de la U. de Chile, cuenta que como estudiante de la Facultad de Derecho de la U. de Chile, comenzó a reunir grupos y congregar personas entorno a este deporte. Solo para darse cuenta que no sólo disfrutaba la competencia y adrenalina de las partidas sino también enseñar. “Me dí cuenta que en mi caso, no sólo existe una satisfacción en ganar y jugar partidas sino también en formar y entrenar jugadores y poder influir en su proceso creativo y comprensión del ajedrez”, explica.

Y agrega que la fama y buen desempeño de la Casa de Bello en torneos universitarios de ajedrez es parte de una tradición histórica que comienza en el siglo XX: “El ajedrez en la Universidad de Chile tiene una gran tradición de triunfos en torneos universitarios que tenemos que sustentar en cada torneo en el que participamos”, sostiene.

Consultado sobre los desafíos de formar y entrenar a nuevas generaciones de estudiantes y ajedrecistas, Domínguez sostiene que se concentra -sobretodo- en el aspecto análogo. “Los chicos de ahora, entrenan mucho con la computación, situación que no es mala, pero que no sustituye el método tradicional de entrenamiento que consiste en estar frente al tablero, poder nutrirse del conocimiento de los libros de ajedrez, historias de los maestros y partidas clásicas. En eso está mi meta más grande: que los jóvenes ajedrecistas tengan una mejor comprensión del juego”.

El Peón- Rey de Monserrat Morales

La historia ajedrecista de Monserrat Morales, estudiante de Ingeniería Civil en Transporte de la FCFM, comenzó cuando a los 7 años, su amiga y vecina, le enseñó a jugar ajedrez.

“Mi familia no juega ajedrez”, acota con risa Monserrat, quien actualmente es capitana de la Selección de Ajedrez de la U. de Chile, Secretaria de la Asociación de Mujeres Ajedrecistas Chilenas (AJEFEM), miembro del equipo olímpico de esta disciplina y tercera ajedrecista de Chile.

“La Universidad de Chile tiene muchos jugadores y de un muy buen nivel. Cuando ingresé a la universidad comencé a participar en torneos universitarios con mis compañeros y fui creciendo como jugadora de la mano del entrenamiento de Pablo Calvo y Hernan Domínguez y la competencia con mis compañeros”.

Fue así que Monserrat, participó junto con la selección chilena de este deporte en la 43° Olimpiada de Ajedrez celebrada en Batumi, Georgia en 2018. En los once días de competencia, Monserrat, fue parte de la selección chilena compuesta por cinco hombres y cinco mujeres. “En cada partida, jugamos cuatro personas y uno de reserva”, afirma Montserrat. En total, participaron 150 países y la selección chilena disputó 11 partidos. “Las rondas comenzaban a las 15:00, y terminaban alrededor de las 21:00, luego cenábamos y preparábamos la estrategia para el día siguiente”, relata.

Esta adrenalina se repetirá cuando Monserrat participe en la próxima Olimpiada Mundial de Ajedrez, que tendrá lugar en la ciudad rusa de Janti-Mansisk en 2022. La cita olímpica estaba programada para este año pero se retrasó debido a la pandemia. A pesar de que como ajedrecista ha sido apoyada por su compañeros varones, Monserrat fundó junto a colegas mujeres la Asociación de Mujeres Ajedrecistas Chilenas (AJEFEM). “Nuestra lucha es muy política en el sentido de acompañar a las mujeres que comienzan a jugar ajedrez de pequeñas. Queremos que los torneos tengan la misma importancia y promover que ajedrecistas mujeres entrenen y compitan más”, indica.

Consultada por qué significa este deporte en su vida, se detiene y respira: “He vivido toda mi vida con el ajedrez. No tengo recuerdos de mi vida sin el ajedrez. Sí o sí es algo fundamental en mi vida que me entregó valores, amistades, amores y gran parte de las cosas bonitas que tengo en la vida”, finaliza.

Publicado originalmente el 22 de Diciembre de 2020 en www.uchile.cl

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Start a Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: